Perfil.com: el diario digital que más creció

El 1 de febrero dejé Perfil.com luego de tres años de ser su editor general (llegué el 1 de febrero de 2008), cuando el sitio tenía medio millón de usuarios únicos al mes, y unas seis millones de páginas vistas. En ambos casos, estas cifras se multiplicaron varias veces y, como se verá más adelante, se creció muy por encima del crecimiento interanual de internet en la Argentina. Como la información oficial sobre las audiencias de los sitios web demora unos días, ahora que llegó la información de enero escribo el último post sobre el lugar donde trabajé tres años.

Para tener una magnitud del estirón de Perfil.com frente a su "competencia": en enero de 2008 por cada página vista nuestra, Clarín tenía 40 y La Nación 14. Hoy, esa distancia se acortó mucho: por cada página vista de Perfil, Clarín no llega a 4.


Un crecimiento similar se da en los usuarios únicos, donde nuestro sitio era el quinto o sexto entre los diarios digitales, y desde hace más de dos años está en un tercer lugar detrás de los dos grandes líderes de audiencia, que llevan dos lustros de ventaja en la web.


Es cierto que Clarín y La Nación estarán más cerca de su techo, pero la fuerza de crecimiento de Perfil.com supera en mucho al crecimiento de usuarios de internet en la Argentina y tal vez se vio beneficiado por el cierre de Crítica digital, que llegó a tener un millón de usuarios (creemos que una buena porción de ellos se volcaron a nuestro sitio).
Desde enero de 2008 a enero de 2011, Clarín creció en usuarios únicos un 20%, La Nación un 61% y Perfil un 380%. En páginas vistas la diferencia es mayor porque nuestro sitio aumentó más del 500%.

Algunos secretos

La selección ¿Cuáles fueron algunos de los puntos clave? El reclutamiento de editores y redactores. De los seis editores actuales, sólo uno está desde el inicio del sitio (el resto ingresó a partir de 2008). Y la mitad de ellos fueron seleccionados desde Twitter. Con los redactores pasó algo similar: media docena de ellos fueron reclutados por sus blogs o desde Twitter, y rompieron un viejo axioma periodístico que dice: "Por cada tres periodistas que reclutarás, dos no trabajarán". Creo que llegamos a modificar la estadística: por cada 6 que tomamos de Twitter y blogs, sólo cuesta hacerlo trabajar a uno =).
Los periodistas digitales eran y son tenidos poco en cuenta por los periodistas tradicionales. Consideran que el género "digital" es un género menor. Ahora que regreso a trabajar al papel me llevo tres periodistas de la puntocom y me llevaría muchos más, pero su experiencia es valiosísima para el sitio. Estoy convencido de que en muchos casos los "digitales" piensan, ejecutan y solucionan más rápido que quienes nos formamos en el papel. Y son los digitales quienes van a reconvertir a las empresas periodísticas. Incluso a aquellas que siguen apostando fuerte al papel.

Chau cables. Desde 2008 en adelante, en Perfil.com desterramos los cables de Telam por desinformar e intentamos no ser un sitio que sólo pega cables. El contenido propio nos dio muchas satisfacciones y muchas "primicias" que luego rescataron los medios tradicionales. Aunque parezca una obviedad, la multiplicación de una misma información en distintos sitios digitales no asegura tener lectores, pero sí un tratamiento distinto de esa misma data. Al principio costó imponer entre los editores que un choque en Florencio Varela no era publicable.

No al SEO. Un sitio de noticias argentino puede tener una activa política para indexar su página en Google, pero eso sólo le asegura visitantes. No calidad de visitantes. Y si además ponemos todos los días alguna noticia del tipo "Paris Hilton al desnudo" tendremos asegurado aluviones de visitantes de... Andorra, Chile, Colombia, Inglaterra o Sudáfrica. Para mostrarlo como "vean qué cantidad de visitas" está muy bien, pero esa gente no interesa a nuestros anunciantes argentinos. Lograr que el sitio sea valorado por los contenidos y que gran parte de sus visitas sean locales es una ventaja que aún no se aprovecha, pero se aprovechará.
En 2010, la empresa Comscore publicó su informe sobre el estado de Internet en la Argentina. Lo novedoso del método es que ellos rankean los sitios más visitados de acuerdo a lo que frecuentan cierta cantidad de usuarios argentinos. En ese estudio, Perfil.com surgió como el tercer sitio productor de noticias que visitaban los internautas criollos. Y dejó en cuarto lugar a Infobae.com. No hay cifras oficiales del sitio de Hadad, pero es probable que tenga más visitas que nuestro sitio por su activa política de SEO. Pero, sin dudas, la calidad de los lectores de Perfil es mayor porque su procedencia es local y por decisión propia, no por pinchar en un enlace de Google cuando se busca un desnudo de Paris Hilton.

Redes sociales. Su uso fue clave para nuestro crecimiento, pero aquí no vamos a develar esos secretos.

La filosofía Perfil. La absoluta libertad con que se trabaja en Perfil es un punto de ventaja incomparable. En un medio donde los editores tienen que publicar "ya", la tranquilidad de saber que no hay protagonistas privilegiados o protegidos, permite trabajar sin trabas. Esa filosofía periodística sigue al frente de Perfil.com porque su actual editor general, Carlos Russo, es periodista de la casa (ambos comenzamos trabajando en la revista Noticias a mediados de los 90). Y el nuevo envión que eso supone para la página y para una redacción pequeña pero ágil, permitirá seguir acortando la brecha con los grandes.


Contacto

contacto

Archivo