Por qué cerramos los comentarios en Perfil.com



En los congresos de periodismo e internet el tema recurrente (y cansador) son las supuestas ventajas de lo digital frente a los medios tradicionales. Para muchos, el valor principal es la posibilidad de interactuar con los lectores, que termina con el discurso unidireccional de la prensa. También está la instantaneidad, esto es que apenas ocurrido un suceso y mientras se va desarrollando, los medios pueden informar en una continuidad sin cierre. La otra gran "verdad" que se pregona es que se acabó la mediación del periodista -algo que hasta los Kirchner pontifican- y que es el público quien decide qué es lo importante, y no un editor sentado en un escritorio. ¿Es tan así? ¿Cómo saberlo?
La tragedia sin antecedentes que vive Polonia y la cobertura que se ha hecho desde minutos después del accidente nos permite cotejar con hechos algunas de aquellas teorizaciones.

En Perfil.com, la versión digital del diario Perfil, solemos contradecir algunas de aquellas leyes escritas y repetidas en internet. Por primera vez en tres años, desde que se abrieron los comentarios de los lectores debajo de las noticias, esta vez decidimos cerrarlos (contradiciendo aquello de la interacción del lector). ¿Por qué? Porque sabíamos que la dimensión de la tragedia política e institucional polaca iba a excitar a muchos lectores argentinos para hacer bromas de mal gusto y comparaciones nefastas. Al trabajo habitual de los editores para cubrir la actualidad, sumamos una tarea más, eliminar todos los comentarios de los artículos referidos al accidente.


Contacto

contacto

Archivo