¿La nueva ley beneficiará a los periodistas?

Un periodista joven, que podría ser yo cuando empezaba a trabajar en esto, me preguntaba si no le veía nada positivo al proyecto de ley que mandó al congreso la esposa de Néstor Kirchner. Es difícil le decía que salga algo bueno para el periodismo cuando el Estado quiere intervenir en algo que no le compete. El joven periodista intuía que podía ser bueno para los periodistas y malo para las empresas. Sólo lo invité a leer cosas del pasado, para ver cómo ha actuado Kirchner con el periodismo y los periodistas. Él no busca mayor libertad de expresión, sino dominación de todas las voces. Lo intentó hacer con dinero, y no pudo. Tarde se dio cuenta de que la millonada de pesos que le dio a los medios oficialistas no generaron nada. Salvo unos puestos de trabajo (los periodistas trabajamos para comer, decía Arlt).

Ahora, a casi siete años de la asunción de Kirchner, vale la pena recordar como trataba a la prensa en 2003, ni bien asumió. En esa época, la actitud de Clarín era patética. A raíz de la nota que está abajo, escrita en octubre de 2003, hicieron un debate en un programa de cable sobre medios (en TN), donde estuvieron Joaquín Morales Solá y Eduardo van der Kooy. El papel de Van der Kooy fue tristísimo. Negaba que el gobierno de Kirchner apretara a los medios y periodistas más que otros gobiernos democráticos (tardó seis años en darse cuenta).

Sólo con leer por arriba este artículo que escribí en Noticias en 2003, basta para darse cuenta qué quiere Kirchner para la prensa y para los periodistas.



Contacto

contacto

Archivo