Falsificación argentina



Ayer pasé apurado por el Shopping Paseo Alcorta para comprar el libro de un ex compañero de trabajo ("Maldita droga"; de Hugo Ropero) y cuando iba hacia a la librería veo sobre un stand que vende lapiceras una pila de anotadores que yo creí Moleskine. Había un modelo con tapa símil cuero que nunca tuve, me fijé el precio y me dije "la compro a la vuelta". ¿El precio? 53 pesos. Cara, pero más o menos en el precio internacional. ¿Qué no cuesta 12 o 15 dólares cuando hay calidad?
La compré y ya en el auto noté que el papel del anotador no era como las Moleskine, sino más gureso. ¿Tenía el típico bolsillo en la contratapa que traen las Moleskine? Sí, pero adentro no tenía una hojita con la historia de las libretas. Como era de noche, dejé la inspección para hacerla en casa. No fue necesaria compararla con las otras que tengo. En ningún lado decía Moleskine. Aunque imitaron hasta la banda que llevan en el exterior. Así que ya lo saben, si quieren Moleskine truchas, al mismo precio que las originales, vayan al Paseo Alcorta, nivel 3.

Más sobre Moleskine en el Bloc


Contacto

contacto

Archivo