Esto es increíble

Debate, la revista fundada por Héctor Timerman (actual embajador argentino en los Estados Unidos) y el periodista Capurro, se ufana de ser la más influyente de la Argentina. En realidad, es un prolijo house organ del Gobierno, que cultiva lo que podría llamarse oficialismo gagá, del cual Orlando Barone es un gran exponente. Ahora bien, en el número siguiente a las elecciones, Debate no hizo la nota cantada sobre los fiascos predictivos de los encuestadores. Se podría justificar tal carencia, porque Dorotea Capurro, directora de la consultora Ibarómetro, era una de las que daba ganador a Kirchner y ¡segundo! a Heller en Capital. Debería ser muy independiente un periodista para escribir sobre los fallos profesionales de su esposa, más si eso significó una fuerte entrada de dinero para las arcas familiares. Comprensible, aunque no justificable.

Lo de este número ya es incomprensible. ¡Ninguna nota sobre la inexplicable y repentina fortuna de los Kirchner que creció un 158% en un año! Ni siquiera para defender al matrimonio presidencial. Luego de buscar el artículo, traté encontrar un párrafo, pero tampoco lo hallé. Si alguien encuentra una referencia en este número de debate al enriquecimiento de los Kirchner, por favor, dejen comentario.


Contacto

contacto

Archivo