Diez consejos para no matar tu diario de papel


1) No copies el contenido del papel a la web, salvo que lo cobres.

2) Si no quieres cobrárselo a tus lectores (¿has enloquecido?), que te paguen las telefónicas o las compañías que necesitan contenidos virtuosos en la web.

3) Tú página web puede tocar los mismos temas que el papel (las noticias son las mismas), pero en formato web.

4) Comienza un buen relato en internet, y regala el final en el papel. Nunca al revés.

5) Ofrece contenido exclusivo y cerrado en la web para tu lector del papel (regala un password en el diario de papel menos leído de la semana).

6) Tienta a tu lector de papel a que baje la edición completa en PDF de la web... a mitad de precio  (salvas árboles, ahorras imprenta, esquivas intermediarios, beneficias a tu cliente y todos contentos).

7) No creas en lo que dicen los gurúes de internet (están adoctrinados por las telefónicas y por Google) para convencerte de que en "la web todo es gratis" (prueba no pagar tu acceso a la banda ancha).

8) Cuando te digan que "las audiencias prefieren facebook, twitter,  google y youtube", dile que no te importan las audiencias, sino lectores que paguen (¿no es cierto, Youtube?).

9) Si insisten en que el futuro está en el "contenido generado por los usuarios", que te indiquen qué contenido generado por los usuarios leen a las siete de la mañana.

10) El diario de papel es una especie en extinción, pero si sigues el 70% de estos consejos tal vez el tuyo sea uno de los últimos en morir. Que la sabiduría web no te mate de ignorancia.


Contacto

contacto

Archivo