Me robaron ¿o será sensación de inseguridad?

Hace un rato, cuando íbamos a entrar a mi casa, apareció un auto en contramano, bajaron tres tipos armados. Uno vino apuntarme y a pedirme la plata, y otros dos a bajar a mi esposa del auto, para llevárselo. Los ladrones se sorprendieron porque en el asiento de atrás venían dos niños de meses: "Qué cagada", dijo uno. "Disculpe, señora", dijo luego mientras dejaba que los bajáramos mientras seguían con las armas apuntando. Antes de ese movimiento, me habían pedido el dinero y saqué la billetera, le di lo que tenía. Serían unos 120 dólares. "Dame toda la plata", me decía y le mostraba la billetera que no había más y que sólo quedaban los plásticos de crédito: "No, no quiero las tarjetas".
Todo duró un minuto. Y salieron los dos autos -en el que venían y en el que se llevaron- de contramano.


Contacto

contacto

Archivo