El círculo se cierra




En diciembre del 2003, Marcelo Tinelli compró Radio del Plata por 2 millones de dólares. La foto del abrazo entre el entonces presidente Kirchner y Tinelli es del día que el animador presentó la programación de la emisora.
Hace unos meses, Tinelli vendió la radio a Electroingeniería. ¿Qué es Electroingeniería? Una empresa cordobesa, una ex Pyme, que gracias a sus contactos con algunos funcionarios kirchneristas pasó al top ten de proveedores estatales al construir viviendas de los planes nacionales, centrales termoeléctricas y hasta fue sospechada de ser parte del cobro de coimas en el caso Skanska. Pero esto último podría ser mentira. Nunca lo sabremos porque con el blanqueo que impulsó el oficialismo ya no habrá necesidad de investigar a Electroingeniería ni a Skanska.
Ahora, según cuenta La Nación, echan de radio Del Plata a Nelson Castro, y es difícil que a esta altura encuentre un lugar en el dial cuando todo está cerrado para el 2009. En Del Plata también está Sergio Szpolski, dueño de otros medios mantenidos por el Estado, con nulo éxito periodístico pero recibidor de grandes pautas publicitarias oficiales. Dicen que el Gobierno busca comprar más medios en un año clave por las elecciones. El alejamiento de Castro, una voz independiente, dispara varios interrogantes:

¿La radio fue comprada por Tinelli en su momento? ¿O ya era del kirchnerismo y se la dejó administrar al animador hasta poder blanquear sus verdaderos propietarios?

¿Los empresarios que venden a empresas que son paraestatales -como las de Szpolski o Electroingeniería- son "capitalistas cobardes" o son cómplices por omisión?

¿Cuál es la responsabilidad de los periodistas que trabajan en esos medios y avalan con su "prestigio" la falta de escrúpulos? Ejemplos: mis amigos Ernesto Tenenbaum (aún es columnista de Spolzki) o de Reynaldo Sietecase en Del Plata-ElectroSpolzki.

¿Qué diría el foro de periodistas argentinos, FOPEA, de este atropellamiento a la libertad de expresión? No de la ida de Castro, sino de la compra de medios por parte del kirchnerismo con dinero de la corrupción. Los últimos comunicados que he recibido de FOPEA son "amenazas a un periodista en Quilmes" o el ataque a una FM de la provincia de Corrientes, lo que no está mal. Pero debería poner el ojo en el movimiento que intenta terminar con el periodismo no alineado con el Gobierno, o a arrodillarlo por unos pesos.

¿O a alguien le queda dudas que radio Del Plata fue comprada con dinero sucio? ¿Lo sabía Tinelli que aparecía a principios de este gobierno abrazado al presidente? ¿Lo sospecha FOPEA? ¿Sabe Tenenbaum quién es Szpolski?

A las cinco de la mañana recibí un mail con la noticia del alejamiento de Castro. Esperé con ansiedad que comenzara su programa a las seis, para ver qué decía el periodista en la cuerda floja. Ya pasó una hora y no hizo siquiera una referencia a la nota de La Nación. Habrá que esperar que termine su programa para llamarlo, pero mientras tanto es bueno recordar cómo se mueve el kirchnerismo en los medios.


Contacto

contacto

Archivo