Los arbolitos de Navidad y los blogs pueden ser revolucionarios

El popularísimo blog de la cubana Yoani Sánchez patentiza en este post prenavideño la irremediable decadencia de la dictadura cubana.

Ha comenzado diciembre con el raro espectáculo de árboles de navidad adornando las tiendas, los hoteles y otros sitios públicos. Después de varios años en los que se erguían sólo en las salas de algunas casas, han vuelto a brotar y su nieve espolvoreada contrasta con el sol allá afuera. Tal pareciera que la prohibición a colocarlos en las vidrieras, lobbies y cafeterías ha caducado o que el atrevimiento navideño nos ha hecho desoírla.

Pero más allá del festejo navideño es curioso ver cómo desde un blog se ha fomentado un movimiento inédito en la isla, y que pudo colarse con cierta facilidad entre las grietas del régimen. La movida que encabeza Yoani hasta premiará un blog en el 2009, que servirá para impulsar a los más atrevidos. Los blogs son revolucionarios en Cuba, pero en el sentido original de la palabra.
Conviene pasear por el blog de Yoani no sólo para ver qué cosas pasan allí, sino también para percibir la atención que provoca cada posteo, con miles de comentarios.

En condiciones muchos más fáciles que las que le tocan vivir a los cubanos, con todas las herramientas a disposición, muchos "revolucionarios" que conozco no pueden mantener un blog por más de un par de meses. Se cansan, se desmotivan, creen que no sirve para los fines que persiguen. El blog de Yoani y de muchos más que existen donde es más peligroso publicar ideas, son la prueba más contundente de que los blogs no están muriendo. En todo caso, son sus dueños quienes se acobardan.


Contacto

contacto

Archivo