Acortando la brecha digital



El otro día, mientras paseaba el perro descubrí una moneda de un peso tirada debajo de unos pastos. Hasta hace unos años, con un peso se podía comprar un diario -ahora cuestan como 1.60-, un kilo de naranjas o medio kilo de pan. Hoy, pese a que sigue siendo la moneda de mayor valor, alcanza para muy poco.
Alcanza, por ejemplo, para que una persona acceda a internet y realice varias actividades en la conectividad que le brindarán por un peso. ¿Cuánto cuesta acceder a la red? En Buenos Aires, con un peso (treinta centavos de dólar) podemos tener 45 minutos de acceso. ¿Qué se puede hacer en ese lapso?

Por ejemplo:
8 minutos para leer y contestar mails (incluso enviar curriculum).
5 minutos para tratar de vender algo usado en sitio de subastas.
12 minutos para escanear los medios digitales y blogs favoritos.
10 minutos para postear en el blog y moderar comentarios.
3 minutos para tirar algunos tuits y recoger las respuestas a tuiteos anteriores.
7 minutos para aprobar y comentar algún estado en Facebook.
3 minutos para revisar la cuenta del banco y pagar algún impuesto.

Un peso por día, alrededor de 10 dólares al mes, eso es lo que cuesta estar semiconectado en la Argentina. La brecha digital podría acortarse muchísimo si a eso se le suman algunas ideas. ¿Se te ocurre alguna?


Contacto

contacto

Archivo