Yo le compro a Samid

Alberto Samid es más famoso como el que lo cacheteó a Mauro Viale, que como carnicero. Pero el hombre tiene una cadenas de carnicerías llamada "La lonja". Tres patitos me pasó el dato que tenía un local en Caballito, y ayer lo descubrí de casualidad a tres cuadras del Parque Chacabuco.






Como se cruzaron los astros y justo ayer andaba buscando medio costillar de novillo para hacerlo esta noche, entré a la carnicería de Alberto con cierto pesimismo. A última hora de un viernes, no se veía nada parecido a costillar vacuno, sino otros cortes populares que la gente se llevaba a buen precio. En una carnicería donde había estado un rato antes, el kilo de asado estaba a 16 pesos. En lo de Samid, a 10. Todos los demás cortes, también estaban mucho más baratos y en la puerta está el carter de "precios acordados con el Gobierno". La carne parece buena, esta foto es de anoche:



Cuando le pregunté con desconfianza al empleado si el sábado por la mañana habría costillares, se rió. "Tenemos lo que quiera", y fue hasta la cámara de frío. Al abrir la puerta vi como el carnicero elegía entre decenas de costillares colgados el que compré: 8,600 kilogramos de puro carne de novillo. Una ganga a 86 pesos. "Esto saldrá espectacular", decía el muchacho que preparaba la sierra para marcar el costillar en cuatro. Vamos a ver si es cierto. Pero de cualquier manera, jamás le iría a reclamar a Samid. Se va a las manos enseguida el hombre.


Contacto

contacto

Archivo