Alberto Fernández y Lanata quieren verme reo

Esta historia no es nueva. Empezó en el 2006 cuando me dejaron en los comentarios del Bloc un listado de contraseñas de periodistas a las cuales el Gobierno había mandado a espiar sus mails.


Esa causa que se inició allá lejos y hace tiempo, ahora está reactivada en un juzgado de San Isidro. Pero vale la pena releer el último párrafo de ese post escrito el 22 de mayo del 2006:
El Gobierno dice que no es la SIDE (Secretaría de Inteligencia del Estado). ¿Ya hubo una investigación? ¿Tan rápido? Desde ayer, domingo, Alberto Ángel Fernández -jefe de Gabinete- y Aníbal Domingo Fernández -ministro del Interior- tienen en su poder el listado de claves de una docena de periodistas. ¿Qué hicieron hasta hoy?
Al parecer, alguno de los Fernández habría mandado a espiar a unos agentes, pero se les dio vuelta la tortilla. Y con rapidez ahora buscan dar vuelta y enlodar la investigación.


Este año volví a tener novedades, pero "en mi contra". Una ex periodista de Noticias que trabaja para Jorge Lanata me llamó para decirme que estaba en la causa de los mails pinchados como "comprador" de esa información. Nos reímos juntos. "Vos trabajaste en Noticias, ¿vos crees que con lo tacaño que es nuestro jefe podría gastar plata comprando mierda?". La chica dijo "sí, ya lo sé, pero yo tengo que preguntarte igual porque Jorge va a escribir sobre el tema el domingo".Y fue así, el 16 de junio, Jorge Lanata me "mete" en la causa de este modo. También incluyó a otro periodista, Mariano Obarrio de La Nación, que no figuraba en la causa, pero en Crítica lo ponen como comprador de "mails pinchados". Al día siguiente, muchos amigos me llamaron por esa nota, y si no iba a hacer nada contra Lanata. Qué podría hacer, les digo a estos amigos, y creo comprender que Lanata lo hace desesperado. Se le cae el diario, y necesita desesperado buscar apoyo en amigos como Alberto Fernández, a quien ya había ido a visitar antes de sacar Crítica.


Tres años atrás trabajé unos meses con Jorge Lanata en radio Del Plata y siempre fue muy generoso conmigo. Lo único que me llamó la atención tiempo después es que durante ese lapso Alberto Fernández nunca quiso salir al aire. Luego de mi ida, el jefe de Gabinete volvió a dialogar con Lanata al aire sin problemas. De esto no me di cuenta yo en su momento, sino otro periodista de una radio de la competencia.


Al día siguiente que apareciera esa nota en Crítica donde me mencionaba como comprador de "mails pinchados", periodistas de la revista Noticias que estaban trabajando sobre la causa del espionaje, vienen y me deslizan información: "Una fuente que nos pasa info desde muy adentro, dicen que tu nombre y el de Mariano Obarrio no figura en ningún lado de la causa". Ahí comencé a sospechar que la fuente del informe de Lanata había sido el propio Alberto Fernández, y que además de pasarle data cierta que estaba en la causa o manejaba en la SIDE, él le adjuntó los nombres de Mariano Obarrio y el mío, como parte de una estrategia bien pensada. Y que Lanata puso como si tal cosa. ¿Pero por qué Alberto F. quería joder a Obarrio? Llamé a un periodista de Crítica y le pregunté "¿sabés qué relación tiene Obarrio con Alberto F?". La respuesta fue contundente. "Alberto lo odia a Obarrio". Ahh....ahora voy entendiendo."¿Y no vas a hacer nada?", me preguntaban muchos. Yo contestaba con cierta consideración: "Hay que entederlo a Lanata. El diario se le viene a pique, necesita algún financista urgente y puede hacer cualquier cosa para lograrlo. Yo no lo haría, pero lo comprendo", decía poniendo mi mejor cara de bueno.


El 15 de julio, un mes después de aparecida la nota de Lanata, Alberto Fernández declara en Casa de Gobierno ante la jueza que lleva la causa y dijo que textos que él escribió en sus mails salieron publicados en artículos periodísticos. Lo mismo que dijo Lanata en su artículo. Pero el aún jefe de Gabinete fue por más ¿A qué no saben a qué medios y periodistas nombró? Noticias, Perfil y Darío Gallo, según me llegó de fuentes extrajudiciales.La ofensiva de Alberto F. tuvo un traspié menor cuando renunció como jefe de Gabinete, pero la causa sigue, orientada en el sentido que Alberto F. y Lanata adelantaron hace rato. Ayer me llegó un pedido judicial. ¿Y a qué no saben qué piden? Vean:


Contacto

contacto

Archivo