Premios periodísticos

Hay pocos en la Argentina -y en la última edición de los premios Perfil perdí a manos de Franco Lindner-, pero el periodismo da gratificaciones en mayor medida que en cualquier otra profesión. Anoche asistí por primera vez a las reuniones que Robert Cox y su esposa Maud hacen una vez por año, cada vez que vienen de vacaciones a Buenos Aires. El año anterior no pude ir, pero ayer sí. Había una treintena de parientes, amigos, algunos ex compañeros del Buenos Aires Herald -Cox se fue al exilio en 1979-, Hermenegildo Sábat -alias "Mensaje cuasimafioso"- y un legislador porteño con quien hicimos brainstorming. Y ya le adelanté algo a Cox. Trataré de organizar para el año próximo un documental sobre la dictadura y la prensa argentina basado en la historia de Robert Cox. Pero será, en principio, un documental para internet. "No hay problema", dijo Bob cuando le tiré la idea. Como el año que viene se cumplen 30 años de su ida forzada del país, será una especie de homenaje a los Cox.Si lo logro, será otra gran gratificación que no ganará ninguna estatuilla. Pero en los '80 cuando leía con admiración los esfuerzos del Cox y el Herald por salvar vidas durante la dictadura, jamás se me iba a ocurrir que dos décadas después podría tomarme un vino con él.


Contacto

contacto

Archivo