Locro pulsudo en versión light


Cada año, durante los inviernos, suelo hacer dos o tres locros. Uno de ellos suele ser para 20 personas. El locro es una comida barata y fácil de hacer, sólo lleva tiempo. Esta foto es del domingo, y está hecho en una versión light que aceptaría de buen grado la Asociación Cardiológica Argentina. El brillo y untuosidad no está dado tanto por las materias grasas sino por el zapallo. ¿Cómo se hace?


La noche anterior se pone en remojo medio kilo de maíz blanco pisado y 300 gramos de porotos pallares. Esa misma noche conviene hervir unos minutos un kilo de falda, medio kilo de mondongo y tres chorizos light (uso unos que vienen en cajita 3 x10 pesos). Este paso permite desgrasar las carnes que se usarán en el locro.


A la mañana siguiente, a las 9, hay que poner una olla grande -la más grande que haya- y se pone a hervir el maíz remojado. En olla aparte conviene hervir los porotos durante veinte minutos y dejarlos reposar. A la hora siguiente, deben agregarse las carnes: la falta cortado en cubos pequeños, el mondongo cortado en tiritas y los chorizos cortados en rodajas.


A las 11, se le agrega un kilo de zapallo cáscara de plomo cortado en dados . Y se lo deja hervir hasta que esté blando. Con cuchara de madera se va apretando los dados contra la pared de la olla para convertirlo en puré, y el zapallo terminá siendo una crema que envuelve al maíz, los porotos hervidos que se colocan en la última media hora, y el resto de los ingredientes como muestra la foto. En ese punto se sala y se le muele un poco de pimienta. Siempre a fuego lento, de vez en cuando se revuelve para que no se pegue. A las 12 estará listo.


Minutos antes del "a punto" hay que preparar la salsa picante. En cinco o seis cucharadas de aceite de oliva se fríen dos cebollas de verdeos picadas. Tras retirarse del fuego, se le agrega pimentón picante y ají molido a gusto (si el pimentón se quema queda amargo). Esta salsa se coloca en la mesa para que los comensales le pongan de acuerdo a su paladar.Se podrían usar muchos más ingredientes, pero esta versión, les juro, queda riquísima. Tengo testigos.


Contacto

contacto

Archivo