Consejos de padre



En esta estación de ferrocarril trabajaba mi padre cuando empecé a tener "uso de razón", un término que usaba a menudo él. La foto de la estación Santa Inés es reciente y está en un recorrido que hace un señor en busca de sus raíces y lo publicó en la web. Incluso fotografía la escuela donde hice la primaria.




Y este es el mapa completo del pueblo donde sólo había y hay tres viviendas -dos en el ferrocarril y una en la escuela-, además de la iglesia, ubicada a varias cuadras de allí.


  • Algunas vez escribí lo que me enseñó sobre periodismo. Pero necesito hacer un recordatorio de cosas simples aprendidas en la niñez que el tiempo, si no se lo desafía, termina borrando.


  • Cuando se baja del tren en movimiento, hay que bajar acompañando a la formación.


  • Las brasas se ponen alrededor del asado, no debajo.


  • En la mesa no debe decirse malas palabras ni hablar de enfermedades.


  • Nunca hay que mear en contra del viento.


  • Con el pan no se juega.


  • Para sacar un peludo que alcanzó a meter la cabeza en la cueva, el único método es meterle un dedo en el culo.


  • Si alguien llega a la hora de comer, hay que invitarlo a comer.


  • Se puede creer en Dios, pero no es necesario ir a misa.


  • Hay que levantarse temprano, aunque uno no tenga nada que hacer.


  • En toda casa debe haber una biblioteca.


  • En toda biblioteca debe haber un diccionario.


  • De vez en cuando hay que leer el diccionario.


  • Sólo hay que cazar al animal que se va a comer.


  • El paisano que habla mirando al piso, cruzado de brazos y dibujando círculos con la punta de la alpargata, está mintiendo.


  • No hay que creer en los ovnis, hasta que veas uno.


  • No hay que desarmar los diarios para leerlos.


  • Hay que llevar la escopeta descargada cuando va a cruzarse un alambrado.


  • Hay que escuchar a los viejos.


Contacto

contacto

Archivo