A grandes fotos, grandes aperturas






Time elige las mejores producciones de su ciclo 2007. De las fotografías, la que más me gusta es una vigilia por la matanza de Virginia Tech.

Por defecto profesional veo las fotos como aperturas de notas de doble página en una revista. Aunque existen muchísimas razones técnicas para elegir una foto de apertura, no es necesario mucho tiempo para darse cuenta si sirve o no. Por lo general, las fotos de apertura gritan enseguida: "soy yo, dale". Y por más vuelta que se le dé, esa imagen le ganará a todas las otras. En este caso, hay tres planos para ver. El primero, donde un grupo de estudiantes se agrupan ensimismados alrededor de sus velas; el segundo plano, la multitud con velas encendidas donde ya no se ven rostros, sólo siluetas. Y el último, donde la edificación y los árboles desnudos parecen estampados en el cielo. Más allá de la composición, hay que festejar la capacidad en el dominio de la luz. Un fotógrafo choto y aficionado hubiese metido un flashazo donde sólo se vería el primer grupo de estudiantes sobre un fondo negro.¿Por todo eso es una gran foto de apertura? Y además, porque hasta el autor parece haber dejado lugar para que los diseñadores no sufran para poner el título y la bajada o copete de la nota. Y con múltiples posiblidades. Abajo, dos ejemplos de cómo podría "dibujar" la nota sobre esta gran foto:



Relacionado en el Bloc: Mandate una apertura


Contacto

contacto

Archivo