Por qué el gobierno argentino está mintiendo sobre Botnia










(este post se irá actualizando con las horas)








Néstor Kirchner, Cristina y Alberto Fernández están mintiendo. A principios de octubre, negociaron con el gobierno uruguayo para que postergara la habilitación de Botnia. "Sabemos que tiene que comenzar a funcionar, pero para nosotros lo ideal es que sea después de las elecciones del 28 de octubre", negoció el gobierno argentino y aceptaron desde Uruguay. Tabaré le pidió a Botnia que abriera la planta recién después de la Cumbre Iberoamericana. Empecemos por el principio. El 2 de octubre, 20 Palabras publicó:


¿Cómo 20 Palabras acertó con apenas un día de diferencia el inicio de actividad de Botnia y el Gobierno se hace el que "fue engañado" por Tabaré Vázquez? El dato filtrado a 20 P, un sitio de noticias que no depende de grandes estructuras comunicacionales sino de un grupo de periodistas que ni siquiera se conocen entre sí, era buenísimo. Y al revisar los archivos de 20pqueda clara la secuencia. Kirchner empezó a preparar el terreno un día antes, cuando se reunió con el gobernador entrerriano Jorge Busti y luego dijo que la relocalización de la planta era imposible.Un día después de que 20 P revelara que se abría Botnia, del otro lado del río reafirmaron el dato negociado con el kirchnerismo:
Después, durante todo octubre, el tema fue desapareciendo de los medios como quería el gobierno argentino, para despejar cualquier ruido que enturbiara las elecciones presidenciales. Fue generosa la actitud uruguaya también, que cumplió el pacto "Abran después de que gane Cristina" y se llamó a silencio hasta dos días después de los comicios que coronaron a la señora de Kirchner. Recién entonces volvieron a agitar el avispero para preparar el terreno a lo arreglado un mes antes con Buenos Aires:

En los últimos días, y ante la inminente apertura de la planta, el kirchnerismo trató de tantear el clima mediático. Cristina mandó un mensaje a través de su vocero informal en Clarín, que enojó a los asambleístas que se oponen y alegró a Uruguay por el "realismo" de la presidenta electa.Después, ante la inminencia de lo arreglado a principios de octubre, el gobierno argentino empezó a hacer los que más sabe: usar sus medios de comunicación amigos (éste y éste, por ejemplo) para hacer creer que fue "traicionado" por Uruguay. Y Presidencia distribuyó esta foto donde Kirchner recibe "con cariño" el pedido de los asambleístas que fueron a Chile.








Luego, exagerando el carácter tribunero de muchas de las acciones de Kirchner, el vocero oficial le dijo a la agencia Télam que distribuyera un cable donde el Presidente apareciera diciéndole al colega uruguayo: "Me diste una puñalada a mí y al pueblo argentino".Apuesto doble contra sencillo que esa frase nunca existió, y que es un invento. Habrá que leer la prensa uruguaya para ver qué dicen "las fuentes oficiales" uruguayas. Mientras Télam difundía esta frase y la publicaban sin el menor rigor de duda varios medios argentinos, en Santa Cruz liberaron al kirchnerista Daniel Varizat, que atropelló a 17 manistestantes con su cuatro por cuatro. Dos aspectos noticiosos del mismo fenómeno: se dice una cosa para la tribuna, y por detrás se hace otra.








Más allá de toda la espuma que dará el caso -el domingo los diarios apestarán de chauvinismo anti Botnia y declaraciones inflamadas contra Uruguay-, lo cierto es que 20 Palabras contó un mes antes de que ocurriera, que la papelera iba a abrir el 10 de noviembre, que el gobierno argentino lo sabía y agradecía que se autorizara la apertura días después de las elecciones. En unos días será un espectáculo ver cómo el kirchnerismo tratará de bajar el tema porque, como en otras ocasiones, se le puede complicar el estofado. Impulsar a los asambleístas a cortes terminará siempre mal. No habrá cargos para coimear a todos los líderes antipapeleras ni presupuesto que alcance cuando se los quiera frenar. Tal vez la mentira sea el único camino. Pero tanta teatralidad también terminará en contra.








Actualización: el presidente Tabaré Vázquez le pidió a su vocero presidencial que le consiga el cable de Télam mencionado en este post (el de la puñalada trapera). ¿Habrá respuesta uruguaya?










Contacto

contacto

Archivo