Periodismo Delivery


El domingo, Página/12 publicó una entrevista en Calafate al matrimonio presidencial. Allí, desde su Balmoral patagónico, Cristina y Néstor contaron todo lo que quisieron sobre el pasado, el presente y el futuro de su gobierno (bueno, en realidad, el diario dice ella sola). Para que su prédica tuviera difusión, mandaron a pedir a Buenos Aires grabadores con periodistas incluidos. El envío viajó por aire y en la flota presidencial, que para eso está. El equipo completo de Página -grabadores y periodistas- llegó a Calafate en el Tango 010 y regresó a la nueva redacción del diario en Constitución en el Tango 002. La entrevista fue exclusiva por razones fortuitas. En realidad, por la fuerza del capricho de Cristina. El otro invitado a la charla era Clarín, pero ni su jefe de redacción, Ricardo Kirschbaum, ni su principal columnista, Eduardo Van der Kooy, estaban disponibles para el tour. Uno estaba de viaje y el otro avisó que un compromiso familiar le impedía volar al sur. En reeemplazo de ellos, el diario propuso a un editor de política y otro de economía. A Cristina no le gustó que bajaran la categoría de los enviados, y por eso el piloto del delivery aéreo no les llevó periodistas, ni grabadores, de Clarín. Para la nota de Cristina con ese diario habrá que esperar hasta el 10 de diciembre.


Contacto

contacto

Archivo