Periodismo de intuición y futuro gabinete

Ni de investigación, ni de anticipación. El periodismo de intuición tiene poco anclaje en lo racional, y menos en lo informativo. Jorge Asís lo menosprecia llamándolo "periodismo conjetural". El periodismo de intuición es indispensable en gestiones como la kirchnerista donde ocultan la verdad y venden pescado podrido. El periodismo de intuición se mueve sin datos concretos de un hecho que está sucediendo, pero se nutre de información anterior. A saber: "Si a + b siempre dio c, ahora que se aproximan a y b es muy probable que termine en c". Este blog suele hacer "periodismo de intuición". Por ejemplo, cuando se desmintió a los pocos minutos que empezó a circular por Télam la frase que Kirchner le habría dicho a Tabaré en Chile: "Me pegaste una puñalada a mí y al pueblo argentino". E incluso se arriesgó que esa frase había sido dictada por el vocero Miguel Núñez. Dos días después, Perfil Domingo contó el origen de esa difusión. Núñez reunió a los periodistas de Clarín, La Nación, Télam, Página y algunos más, -menos a Perfil-, y le pasó la "primicia". ¿Por qué el periodismo de intuición descree de esa frase y lo publica al toque, aún antes de que la desmienta el gobierno uruguayo? El razonamiento es sencillo e infantil, pero da resultado.

Kirchner no tiene coraje personal para decir cosas en la cara, frente a frente, salvo a sus subordinados. Sus bravuconadas son detrás del atril, o en los discursos de campaña de inauguración de obras cuando nadie lo puede retrucar. Ante la adversidad, el Presidente escapa y ni siquiera habla en esos escenarios como ocurrió con el fracaso electoral en Misiones o la tragedia de Cromañón. Además, ¿cómo se le puede ocurrir a los periodistas argentinos que la frase de la puñalada existió cuando el que viene a contársela es el vocero mudo de Kirchner? Miguelito sólo habla para hacer "operetas" de prensa. Segundo, si hubiese sido real ese encuentro donde Kirchner apuró camino al baño a Tabaré, lo hubiese dicho él mismo, en off the record a los dóciles periodistas que suelen subir al avión presidencial (cuando funcionaba) invitados por Núñez. Pero como tarde o temprano iba a trascender que "la mentira" la había dicho el Presidente -aunque sea un off the record- prefirieron que el invento corriera de la mano de Núñez. Aplauso para Kirchner en ese sentido. Se curó en salud y desde el fabuloso bolazo de las inversiones chinas que nunca llegaron, prefiere dejarle esas "primicias" a Núñez o a Alberto Fernández.

El "periodismo de intuición" puede volverse de anticipación cuando es leído por lectores atentos. Por ejemplo, cuando el Bloc pidió a la seguridad presidencial que hiciera viajar separados a Presidente y a presidenta electa, aún no se sabía que el mismo día de las elecciones la familia Kirchner había sufrido un susto al aterrizar en Buenos Aires. Una colega se preguntaba si este blog tenía acceso a "información exclusiva". =)

Todo esto se aclara para meter otro adelanto del "periodismo intuitivo". Todos los medios intentan informar antes sobre el "nuevo gabinete" de Cristina. No habrá nuevo gabinete. Habrá algunos retoques. Un nuevo gabinete sería cambiar la mayoría y quedarse con dos ministros de la gestión anterior. Pero los Kirchner aprendieron en el 2003 que la mayor sensación de tranquilidad que podían dar tras ganar las elecciones por la huida de Menem, era dejar a los ministros duhaldistas que habían pasado el maremoto de la gran crisis. Según cuentan, fue el ex presidente chileno, Ricardo Lagos, quien aconsejó a la dupla argentina de las bondades del "cambio para que nada cambie". Unos dos o tres ministros, y no los más fuertes, dejan su cargo para ser reemplazados. Aquella vez quedaron Roberto Lavagna, Aníbal Fernández, Ginés González García y José Pampuro. El periodismo de intuición puede asegurar que ahora ocurrirá algo similar. Cristina y, mucho más, Néstor, son grandes consevadores. Dar vuelta al Gabinete de pies a cabeza jamás se le ocurriría, salvo en la adversidad total. Y ahora es época de triunfo.

Luego del anuncio oficial en las próximas horas, pueden pasar por los comentarios para refregar la realidad en la cara del Bloc.


Contacto

contacto

Archivo