La mayor densidad de poder por metro cuadrado

Dios no lo permita, como decía mi abuela María, pero si por puta casualidad hay un meteorito dando vueltas por ahí y se le antoja caer en el dormitorio principal de la residencia de Olivos a las tres de la madrugada, en un instante nos quedamos sin Presidente, y sin la Presidenta electa para los próximos cuatro años.De ahora en más, consejo para los hombres de seguridad de la Presidencia, Cristina y Néstor deberían viajar separados.


Contacto

contacto

Archivo