La gran revelación de Morales Solá

La Presidenta electa acaba de participar en el programa "Desde el llano", de Joaquín Morales Solá. Y a pesar del tono amigable del periodista, de la escasez de preguntas que pudieran incomodar a la aún Primera Dama, hubo una revelación que molestará a muchísimos en la Casa de Gobierno. Esos son los riesgos de presentarse sin red ante el incisivo periodismo nacional, que deja ver aquellas cosas que el poder quiere ocultar.El programa de Morales Solá permitió confirmar algo que nos habían informado los empleados de Enrique "Pepe" Albistur: los fotógrafos de Presidencia no pueden liberar fotos de Cristina, sin haber pasado el cuello de la señora por el planchado digital que permite el Photoshop. Al parecer, los pliegues del cuello no permite la aplicación de botox, por lo cual "Pepe" ordenó -según los empleados: "a pedido de la señora"-, que todas las fotos de primeros planos de Cristina sean suavizados al extremo. La de abajo es una prueba: Cristina está radiante y a sus pómulos inflados y labios bembudos, suma una piel tersa en el cuello.
Pero Morales Solá fue impiadoso con sus cámaras del semanal "Desde el llano", y como al pasar hizo unos primeros planos de Cristina. Sin dudas, nuestro informante que trabaja en las dependencias de la Secretaría de Medios tenía razón. Ese cuello es tratado a menudo con Photoshop: "Fijate cuando sale Cristina en la tapa de la revista 7 Días, es un laburito delicado el que hacemos".Las fotos de la pantalla de TN fueron tomadas con una cámara digital del montón, y no han sido tratadas con ningún programa de edición. Así como se tomaron, se publican en este post. Vean abajo de qué forma se ve el cuello de nuestra Primera Dama, que así, sin retoques y a los 54, es una señora muy apetecible. Pero "Pepe" Albistur insiste en Photoshopearla como si la vida fuera un afiche permanente. Gracias, Joaquín, por esta revelación.





Contacto

contacto

Archivo