Derechos Humanos, pero sólo para atrás

Ahora que el cura endiablado Von Wernich dormirá en prisión bien condenado, ¿qué tal si la juventud que debería ser revolucionaria pide por una distribución más equitativa de la riqueza?

Algún referente del progresismo argentino debería explicar que seguir hablando del genocidio durante la dictadura es casi irreverente, cuando ahora -no hace 30 años- el gobierno nacional y popular no evita que mueran de hambre los pobres de toda pobreza.

Es difícil no coincidir con el uruguayo Pepe Mujica, fundador de Tupamaros y hoy funcionario del gobierno de Tabaré, cuando le preguntaron por los militares que comenzaban a contar detalles de la dictadura que él sufrió en cuerpo propio con once años de prisión y de torturas.

Dijo Mujica:

De a poco nos vamos a ir enterando de nuestras propiasverdades. Pero hay que caminar tratando de superar,porque hay Derechos Humanos de hoy para atender. El que más me preocupa es la anemia infantil, que estácreciendo, es explosiva.

Lo de ayer es enterarnos de nuestra verdad pero nosupone cambios de algo que quedó atrás. La anemiainfantil, en cambio, es enfrentar hoy para prevenirproblemas mañana.Yo estoy para dejar el cuero en la estaca porsolucionar esos problemas que están por delante.

Porque aprendí a cargar con la mochila de mis doloresy de mis tajos, y no quiero andar por el mundo paracobrárselos a otro.

Mañana, cuando Kirchner y Cristina (quienes comenzaron su fortuna con ciertas prácticas usureras durante la dictadura) salgan a reinvidicar la condena a Von Wernich , tal vez ganen algunos votos. Pero seguirán perdiendo aquellos que necesitan comer ahora. Queda muy bien decirle "hijo de puta" a un hijo de puta. Pero es de hijo de puta decirlo sólo para distraer a la gilada.


Contacto

contacto

Archivo