Un sindicato de periodistas

La Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA) es, para encorsetarlo en la realidad actual, hiperkirchnerista: es pogre en sus postulados, admira a Fidel Castro, pero factura como el peronismo tradicional, y ahora también reprime como los muchachos de Rudy Ulloa: le partieron la cabeza a un periodista de Perfil, que fue a la puerta de la UTPBA a reclamarle acción al sindicato.

En 1999, tropecé en el hall de mi edificio y tuve que usar por primera vez la obra social del sindicato para sacarme una radiografía y otros trámites. Tuve que pagar "adicionales" por cada uno de los rubros usados. En cuanto me recuperé, me pasé a la obra social de los perfumistas.En el 2003, cuando los aprietes a periodistas eran conocidos en todas las redacciones, pero nadie lo decía, escribí que ni los sindicatos de empresarios (como Adepa) ni los sindicatos que dicen defender a los periodistas habían callado sin ponerse colorados.

La última modalidad, partirle la cabeza a un afiliado, no es más que la evolución de un proceso en la dinámica gremial criolla. Un sindicato cuyas autoridades ponen a Fidel Castro como libertad de expresión sería ya impugnado por el sentido común, pero mucho más si está integrado por periodistas, que se supone tienen algo de información. En cualquier momento, Rudy Ulloa, el chofer de Kirchner que monopoliza los medios en Santa Cruz y patotea a los opositores terminará compartiendo la tapa de los periódicos de la UTPBA.


Contacto

contacto

Archivo