El triste papel de los periodistas argentinos en las giras de Cristina

No es la primera vez que Cristina Kirchner desaira a los periodistas que la siguen como perritos falderos, y ella los deja dando vueltas en el aire. En el Bloc ya se escribió hace rato que si Cristina llega a ganar las elecciones, la relación con la prensa será aún peor que la que tuvo su marido.

¿Por qué? Por la sencilla razón que serán dos periodistas lo que tendrán mucha influencia en el tema. Héctor Timerman, actual cónsul en Nueva York, y el vocero mudo Miguel Núñez. Ambos tienen el peor antecedente porque, de defender los derechos de los periodistas, ahora con la fe de los conversos los maltratarán, les retacearán información y tratarán de perjudicarlos en su carrera.

Conozco muy poco a Miguel Núñez, pero lo suficiente para saber que es un típico "chivero" del periodismo mutado en funcionario. Conozco más a Héctor Timerman del cual no he sido amigo pero hemos tomado más de un café cuando era columnista de Noticias (al inicio de la gestión Kirchner me ofreció hacer un programa con én en canal 7 ¡!). Luego, cuando vi su proceder rastrero ante su denominación como cónsul en Nueva York dejé de hablarle.Con estos dos funcionarios manejando la "agenda" de Cristina en su gira neoyorkina, ¿cómo no iban producirse nuevas faltas de respeto a la prensa? Paenza dijo que un funcionario "estúpido" fue el que prohibió el ingreso a la reunión de científicos con Cristina. Acabo de escuchar por Continental que Héctor Timerman reconoció haber sido él quien impidió el acceso a los periodistas.Resulta curioso, además, el aguante de los cronistas, como Mónica Gutiérrez, a la que se ve en la foto tratando de sacarle a las corridas una declaración a Cristina Kirchner, a quien elogia siempre que puede y hasta se alegra cuando la comparan con la candidata del botox.

¿Por qué esos periodistas que la siguen de acuerdo a los caprichos de Cristina no se rebelan? La señora va a almorzar y a dar una entrevista a Time, pero a la salida ignora a los periodistas argentinos que la aguardan, no ya para una entrevista, sino aunque sea para una de esas frases cliché que suele pronunciar la señora de Kirchner del tipo "hemos cambiado, verdaderamente, la forma de hacer política en la Argentina".La señora y sus asesores quiere dejarlo bien en claro, y lo están logrando, los periodistas somos unos ............................ (completar la línea de puntos)


Contacto

contacto

Archivo