Trucos para ser periodista oficialista y que nadie se dé cuenta.

1) Hacer profundas investigaciones -con documentos exclusivos y grandes revelaciones-, pero de casos ya "vencidos". Ejemplo: los robos a los soldados en la Guerra de Malvinas.

2) Criticar aspectos irrelevantes de los poderosos y de los gobernantes. Ejemplo: los sacos cruzados del Presidente.

3)Tratar de imponer pedidos oficiales, como si fueran motu proprio. Ejemplo: llamar "Cristina Fernández", como ordenan a los periodistas desde el Gobierno, en vez de Cristina Kirchner o Cristina Fernández de Kirchner.

4) Destrozar con la crítica a un funcionario... cuando dejó de serlo. Ejemplo: fíjense en el/la próximo/a que caiga.

5) Resaltar los errores oficiales, pero minimizarlos con los horrores opositores. Ejemplo: "El Gobierno es improvisado. ¿Pero habría hecho algo mejor Fulano que nunca gestionó nada?"

6) Abordar un tema de actualidad que jaquea al Gobierno, pero desde un ángulo inofensivo. Ejemplo: en un caso de corrupción, investigar la frivolidad de los primos del empresario coimero.

7) Realizar coberturas riesgosas, con cámara oculta, pero no a funcionarios. Ejemplo: sorprender a un travesti.

8) Humanizar al mentiroso y corrupto. Ejemplo: llamar a un alto funcionario y terminar hablando de su equipo de fútbol "qué mal anda Argentinos Juniors, señor".

9) Hipercriticar a los critican al Gobierno. Ejemplo: "Está bien señalar los errores del Gobierno, pero no exagerar como hace Noticias"

10) Tirar información a pedido del funcionario, como propia. Ejemplo: "Es cierto que el Gobierno no previó la demanda de energía, pero era imposible de prever que la Argentina creciera un 8 por ciento anual durante cuatro años".Si sabés qué periodistas usan estos recursos para no parecer oficialistas, pero serlo, avisame.


Contacto

contacto

Archivo