Compren frazadas

Me pidieron una columna del diario chileno La Nación. La propuesta era explicar al lector trasandino si debía confiar en Kirchner y De Vido cuando prometían que no va a volver a cortarse el suministro de gas a Chile, como ocurrió días atrás. El título de la columna fue "Compren frazadas" y el primer párrafo es este:

Los chilenos pueden quedarse tranquilos. O no. Porque el Presidente Néstor Kirchner dice “conocerlos muy bien”. Un funcionario de la Cancillería argentina siempre cuenta que, con ocasión de unas discusiones bilaterales, tal vez también por el tema del gas, el entonces canciller Rafael Bielsa le sugirió al Mandatario que fuera más atento con los pedidos que venían del otro lado de la cordillera. Cuenta el mismo funcionario que Kirchner empalideció y se le afinó el labio inferior, un gesto repetido en él cuando lo invade la furia: “Mirá, Rafael, no me hablés de los chilenos, que yo los conozco muy bien; mi vieja es chilena y me alimentaba a coscorrones”. Para el Presidente argentino era suficiente ser hijo de María Juana Ostoic para entender la diplomacia regional.

Leer la columna completa (los lectores del Bloc encontrarán dos o tres perlas)


Contacto

contacto

Archivo