ocio, periodismo

Los diputados nacionales Esteban Bullrich -que dice que lee este blog- y Adrián Pérez pidieron a la Justicia que investigue si el secretario de Energía, Daniel Cameron; el titular del Ente Regulador del Gas (Enargas), Fulvio Madaro, y el secretario de Obras Públicas, José López, cometieron delitos en la adjudicación de obras del Gasoducto Norte a la empresa sueca Skanska.


¡Oh, casualidad! Los tres funcionarios son parte del medio de centenar de kirchneristas -incluido el matrimonio principal- que adquirieron terrenos fiscales en El Calafate a dos dólares el metro cuadrado. Estos muchachos tienen mala suerte. Siempre quedan pegados donde hay sospechas de corrupción.


Contacto

contacto

Archivo