Carlos Nair Menem en Gran Hermano

Carlos Nair Meza tiene ahora 26 años, y ya todos lo tienen por hijo de Carlos Menem, después de que el ex presidente no se presentara para someterse al análisis de ADN. Aunque todo el mundo rumoreaba de un hijo "no reconocido" de Menem en los años de su presidencia, fue un periodista de Noticias el que lo descubrió. Christian Balbo, por entonces un cronista de poco más de veinte años, se cruzó con Martha Meza y su hijo en la Casa de Gobierno: "Viene a ver a su padre", le dijo la diputada Meza en 1994, y a partir de allí surgieron dos tapas de la revista, con fotos del menor junto a Menem en la residencia de Chapadmalal, o en Olivos, como ésta:

Pero aunque Menem mantenía a su "otra familia" con fondos del Estado y recibía a su hijo en las residencias oficiales, inició un juicio por 150.000 dólares contra la revista por sentirse invadido "en la privacidad". Mientras Balbo estuvo en Noticias, siempre mantuvo contacto con Carlos Nair (en árabe, el sin padre) y su madre, que se suicidó en el 2003.

Cuando el chico cumplió la mayoría de edad, Balbo lo entrevistó en Formosa y seguía reclamando su identidad. Después del 2001, Carlos Nair cambió el ocio por el gimnasio y dejó de ser un gordito para convertirse en un "Menem" flaco y tatuado, con un gran parecido al riojano.En el 2003, tras el suicidio de su madre, Noticias volvió a entrevistarlo. Emilio Fernández Cicco estaba a cargo de la tarea. Por primera vez, en diez años, el periodista que iba a reportearlo no era Christian Balbo -hoy en América TV-.

Como Carlos Nair estaba medio deprimido y desconfiado, Cicco había pensado a llevarlo a comer para entrar en confianza, y hacerle la entrevista. Pero no podía ser en cualquier restaurante. Durante la tarde, lo llevamos a hacer unas fotos (ver arriba), con una Ferrari, como las que le gustaban a Menem. Al final, decidimos que la mejor forma de entrevistarlo en una casa, lejos de las miradas indiscretas que podrían molestar al muchacho. Lo llevamos a cenar a mi casa. Laura preparó pollo al horno -Nair estaba obsesionado con su peso- y Cicco llevó el grabador.Durante la cena hablamos, por supuesto, de "su viejo" -así le dice a Menem- y de su futuro. Por esa época quería ser corredor de autos (como Junior, el hijo mayor de Menem), pero no tenía sponsor. También había querido ser abogado (como su padre), pero cursó unos meses y se dio cuenta que era difícil y aburrido. En los últimos años se había recluido en Formosa. Alguna vez habló con Cicco, y le dijo que le interesaba ser actor, si no le hacía algún contacto con ejecutivos de la televisión.Anoche, cuando veía al hijo de Menem en Gran Hermano "Famosos", ya imagino que cumplirá su última vocación. A partir de esta semana, Carlos Nair, el sufrido y renegado hijo de Carlos Menem ya pertenece a la farándula. Y al igual que en el caso de Nina Pelozo, son personajes que surgieron al gran público desde la tapa de Noticias. En ambos casos, la historia se repite, primero como drama, y después como reality show.


Contacto

contacto

Archivo