La tuna de tu hermana (post cordobés)

Por Aldo Hugo Cantón

Me irritan los porteños que se suponen "los argentinos". Ser de Buenos Aires creo que es un legítimo orgullo, pero no creerse los dueños de la argentinidad.Leí con alguna demora (pero no lo dejo pasar) el Enfoques del domingo y ahí encuentro que Silvia Pisani termina unas evocaciones del subte madrileño con unas acotaciones humorísticas sobre lo que sucedería al escuchar nombrar de viva voz a "Concha Espina" la escritora que dio nombre a una estación.El sinónimo vulgar de vulva podría haber hecho cuchichear a cualquier argentino, no sólo a los porteños, ya que está popularizado por todo el país.
Diferente hubiera sido si la estación se hubiera llamado "Tuna Espinosa" o "Chupila Pilosa" porque en ese caso, si alguien hubiera sonreído, habría sido un cordobés o un jujeño.Y el porteño habría quedado impávido.


Contacto

contacto

Archivo