La poesía periodística de Peicovich

El miércoles me llamó Esteban Peicovich (78), pero no me dijo que saldría entrevistado en La Nación. Lo descubrí recién, y todas estas cosas que dice ahí, suele decirlas de vez en cuando durante las cenas que solemos mandarnos los viernes. Pero también hablamos mucho de blogs y periodismo, y siempre se queja de que no ve tráfico en su palabrero. A vuelta de sus vacaciones, le propuse armar un blog que va a dar que hablar. Y Esteban se prendió. Fíjense las cosas que dice en esta entrevista. Eso es porque el hombre es poeta y periodista.-Kirchner está empeñado en investigar sobre el pasado. ¿Lo calificaría de revisionista, de guardián de la memoria o de sembrador de discordia?

-Kirchner es un converso político tardío. En la época de la represión, tiró piedras desde lejos y cuando la cosa se puso fea se fue al Sur. Para mí, toda su exagerada actuación revisionista de ahora no es más que una forma burda de tapar lo que sintió en su momento que debía hacer y no hizo. En el Sur, es verdad que no regaló pan dulce y alpargatas... ¡De ninguna manera, porque en el Sur hace frío! Lo que él regaló para ganar las elecciones en su provincia fueron estufas. Y eso todo el mundo lo sabe. Así que si él ahora quiere revisar el pasado, tiene que sentar en el banquillo a los capitostes de la economía de entonces, a los banqueros, a los gobernadores, y a él mismo, por todo lo que hizo mal.


Contacto

contacto

Archivo