La cobardía, gran deporte nacional


Este es un post en defensa de Luis D'Elía, ex piquetero funcionario echado a patadas del gobierno esta semana. Y no es porque el Bloc coincida con D'Elía, quien en su momento de gloria también se manejó como un cobarde y apretador, sino por las muestras de bajeza que están dando periodistas, fiscales y jueces tras la caída del ex preferido de Kirchner. Hoy, el dsd cuenta: "Desde el martes, cuando llevaron su salida del Gobierno a lo alto de la tapa, Clarín y La Nación no han ahorrado adjetivos calificativos hacia el ex funcionario Luis D’Elía. En la tapa, Clarín lo tildó el martes “polémico piquetero” y Daniel Juri (que lo llamó Carlos en lugar de Luis) lo calificó como un “verdadero Frankestein”. Señaló el miércoles el diario -en una nota sin firma- que “en varios despachos” se dijo que “es un boludo”, violando la regla que dice que no se pueden publicar ofensas en “off”.".


Pero no sólo los periodistas patean al caído, también la Justicia lo quiere indagar ahora por los delitos que cometió el piquetero cuando era el patotero mimado del Gobierno. Esta semana todos quieren pegarle a D'Elía y adjudicarse su ida de la función pública, porque queda bien.El Bloc apoya en este momento de derrota a Luis D'Elía, e incluso hasta le perdona sus cobardes actitudes de patotear con un par de muchachones subsidiados por Alicia Kirchner, hermana del presidente y ministra de Desarrollo Social, cuando él podía caminar por la Casa Rosada como si tal cosa. En ese momento, los "periodistas combativos" que hoy lo adjetivizan y los fiscales y jueces que quieren investigarlo se hacían los reverendos distraídos.


Contacto

contacto

Archivo