Ener eufórico: pide plata y tiene blog.

Hoy prosiguió con su mensajería. A la 13.35 mandó el primer sms del día con la frase "Qué hay de nuevo viejo!". Le respondí que quería hablar con él y me respondió que no tenía créditos. Que le comprara una tarjeta Personal, y que le pasara el código. Así lo hice. Me perdí el último punto del partido de David Nalbandian por ir a comprarle la tarjeta a Ener. Mi único interés era hacerle otra entrevista para Noticias. Le ofrecí varias alternativas, pero parece que no será posible. Su respuesta me la envió también por sms. Al igual que la primera vez, cuando llamó a la redacción desde la clandestinidad, Ener pide plata. Y "mucha".



Recién estaba buscando con search.blogger un viejo post sobre Ener para quienes no lo conocen, y descubrí algo maravilloso: ¡Ener inauguró su blog ayer! Pero a falta de uno, tiene dos. Le mandé un mensaje para advertirle que había visto su obra, pero los desmiente. Dice que no son suyos y mando otro sms: "Ni ahí, che. No tengo tarjeta. Soy lindo pero pobre. Todo no se puede. No? Comprame una compu jajaja". No se puede confiar en nadie.


Contacto

contacto

Archivo