Blogonovela Lanata y Majul: capítulo 3

Entre las muy escasas virtudes del Bloc, está la de impulsar la actividad en el blog de Luis Majul. Suele postear poco, pero dos por tres se calienta por las inexactitudes -asegura él- y le sacude a este "blog de un periodista". Ahora dice que "no se retractará" ante la causa que le inició Lanata, como se publicó ayer acá mismo. Aunque reconoce que con sus abogados y los de Lanata están tratando de llegar a un acuerdo que no afecte el honor de ambos (en cualquier momento se viene el abrazo y beso). El Bloc impulsa desde acá la reconciliación.

Majul aprovecha su post para contar: "Hace algunas horas coincidimos con Lanata en la presentación que hizo Perfil. Asistí porque soy de los que creen que hay causas que están por encima de las pequeñas rencillas personales. Y asistí a pesar de las diferencias que sostengo con la manera de hacer periodismo de Noticias y, a veces, de Perfil".

Hay cierta grandeza en esa actitud de Majul. La presentación del amparo por la discriminación y censura ejercida por el Gobierno contra Perfil y Noticias debía hacerse en un marco de pluralidad, y con el apoyo de periodistas que más allá de diferencias profesionales se pongan de pie ante los atropellos del momento. En la editorial, nos repartimos la tarea para convocar a una docena de personas que creemos representativa de los medios y que, además, no le temen al Gobierno.

Me propuse llevar a esa mesa a tres invitados. A Majul, pese a que solemos tirarnos algunos posts por la cabeza; al humorista Nik -con quien tenía trato virtual, pero nunca personal-, y a otro periodista que suele hablar de libertad de prensa, incluso fuera del país. Vean las respuestas y actitudes: Majul -aunque tenía compromisos programados- aseguró que iría aun a costa de ser impuntual. Allí estuvo. Nik escribió en el mail: "Nos vemos ahí". Y allí estuvo. El otro colega, el de la libertad de prensa, aseguró que vendría. Pero hizo mutis por el foro. Y no he tenido noticias de él.

Por todo esto y haciendo todas las salvedades como hace él mismo, actitudes como las de Majul deben ser reconocidas. La blogonovela Lanata-Majul no deja de ser un reconocimiento. ¡Que se besen!


Contacto

contacto

Archivo