Llamó Ener desde prisión.

No tiene conexión a internet, pero parece haber intuido el post matinal. Vibró el celular con llamada no identificada. El "hola" fue respondido por una locutora: "Esta llamada proviene de un establecimiento carcelario", o algo así. Luego, apareció una voz lejanísima: "¿Gallo? Soy Ener". Se lo notaba cansado, pero peleador. "Cuando termine esto vas a tener que ir a declarar... Ya me sacaron sangre, nadie me reconció, me hicieron todos los estudios y no hay ninguna prueba".

Mejor para vos, si te hubieras presentado enseguida ya estarías libre...
Pero cómo iba a presentarme si la hermana decía que era un crimen mafioso, querían meter a cualquiera...
¿Pero no decís que ya está?
No, porque todo lo que ustedes mintieron me trajo problemas. Tu revista es una de las pruebas que hay en la causa. Por eso la van a pagar...
Una revista no es prueba de nada.
Yo te juro que vas a tener que presentarte a declarar, y no vas a poder mentir... Vas a tener que contar que te reuniste con Tomás y no conmigo. Que además inventaste muchas cosas...
Bueno, veremos, seguís como siempre veo. ¿Cómo estás ahí?
¿Y cómo querés que esté? Me agarraron porque había empezado a moverme para buscar trabajo. ¿Sabés las veces que había ido a la casa de mi hermano y nunca me habían agarrado? Justo iba a una cita para ver si me tomaban...
¿Pudiste hablar con la familia de Mitre como querías?Sí, le mandé una carta a la hermana.¿Y qué le decías?
No, no te voy a decir. Esto no es una nota. Yo no te estoy dando una nota. Te llamé para avisarte que vas a tener que ir a los tribunales. Chau.


Contacto

contacto

Archivo