Una alegría para Kircner

Entre tantos disgustos con parte de "cierta prensa", como dice el presidente, ayer tuvo una alegría. Fernán Saguier asumió como subdirector de La Nación. En octubre del 2003, cuando en Noticias hicimos la primera nota sobre cómo el gobierno apretaba periodistas y medios de comunicación, lo llamé a Saguier para que diera su opinión. Me contestó por intermedio de una tercera persona de conocimiento en común que prefería no opinar. De inmediato llamé a su secretaria para decirle que si hubiera querido la opinión de esa tercera persona la hubiese llamado sin pasar por Fernán, y que si Saguier no quería hablar me lo hubiese dicho sin intermediarios. Al rato, llamó para explicar por qué prefería no opinar. Ése es el reemplazante de Claudio Escribano, a quien Kirchner cruzó varias veces en público. ¿Apostamos algo a que el presidente baja las críticas hacia La Nación?


Contacto

contacto

Archivo