Adelanto de Pascuas


Unos meses atrás, vi una entrevista de Canal (a) a Osvaldo Bayer, autor de La Patagonia rebelde. Obra que fue llevada al cine, donde se relata las matanzas de obreros en los pagos del actual presidente argentino. Bayer decía que el abuelo de Néstor Kirchner le había quedando debiendo dinero a su padre, con quien tenía una especie de amistad porque ambos hablaban alemán. Se lo comenté a Franco Lindner, de la sección política de Noticias y especialista en vida y obra de Kirchner, para que entrevistara a Bayer. El escritor tendría más historias que tal vez nadie quería bucear porque ahora resultan incómodas.


Hasta ahora sólo había trascendido que Kirchner -el presidente- había actuado en los setenta como extra en la película "La Patagonia rebelde". Lindner fue a ver a Bayer y le contó otra historia que se publica esta semana en Noticias: No sólo contó que el abuelo del actual presidente era usurero y regenteaba un hotel con señoritas, sino también que aquel Kirchner trabajó como fotógrafo para el ejército represor que asesinó a los obreros que se levantaron en huelga en la década del '20. Según Bayer, Kirchner se encargaba de fotografíar a los "revoltosos" que fueron fusilados por las "fuerzas del orden".


El sobreactuado impulso a revisar el pasado de Néstor Kirchner, ¿tendrá que ver con el triste papel de su abuelo durante la represión de 1920? Sea como fuere, resulta imperdible la entrevista a Bayer, quien también muestra un panfleto impreso por los obreros de Río Gallegos, donde señala al viejo Kirchner -junto a otros personajes- como "zánganos de la colmena social".


Contacto

contacto

Archivo