¿Majul no es periodista?

Se podrá decir cualquier cosa de Majul, incluso buenas, pero no que es ajeno al oficio periodístico. Según el Dsd: "El Foro del Periodismo Argentino (FOPEA) incorporó en los últimos días a Luis Majul, que, después de cumplir el requisito establecido, fue presentado por dos miembros. Cuando se debatió el pedido (de incorporación) en el foro del que participan los miembros de FOPEA, se desató una intensa polémica. Tres miembros de FOPEA consultados por el DsD explicaron que quienes se opusieron destacaron que Majul fue uno de los periodistas que apareció en el rubro de los “menos respetados” en la encuesta entre periodistas que FOPEA encargó y difundió a fines del año pasado. Las fuentes agregaron que el ingreso de Majul debería ser “vedado”, ya que se trata de un “empresario” más que de un periodista".
La estupidez, al parecer, no tiene fronteras. Majul podría darle clases de periodismo a muchos de los que integran FOPEA, y ha hecho mucho más que todos nosotros juntos -gráfica, libros, radio y tevé (el blog lo tiene un poco descuidado)-. La acusación de "empresario" también es insólita. ¿En FOPEA vetarían el ingreso de Héctor Ricardo García, el fundador de Crónica, porque es "más empresario" que periodista?
En una reunión por el día del periodista en junio del 2004, Majul me trató muy mal delante de otros colegas porque en Noticias yo había publicado varios meses antes que el gobierno de Kirchner sobornaba periodistas a través de la publicidad oficial: "Ustedes se creen los únicos puros..." , atacó Majul y creo que me dijo que era un ingenuo por pensar así. Si tenía un poco de simpatía por Majul se me fue ese día, pero Luisito sigue siendo periodista. Y le respondo sus llamados o él hace lo mismo por cuestiones profesionales. No lo quiero, pero lo respeto.
En todo caso, los de FOPEA deberían estar agradecidos que Majul haya tenido la humildad de pedir su incorporación al foro, en su esfuerzo por acercarse a colegas que no lo quieren. Yo que Majul, en una actitud marxista, ahora renunciaría recordándoles que "nunca pertenecería a un club que admitiera como socio a alguien como yo".Más de FOPEA:

1. La exclusiva que nadie quiere

2. Confesiones de periodistas argentinos

3. Censura, ética y puchero.


Contacto

contacto

Archivo