Crónica de un fracaso periodístico


Bartolomé Mitre saluda a Alfredo Palacio, presidente de Ecuador, que el domingo pasado inauguró la reunión de la SIP en Quito.

El primer día que me crucé con Bartolomé Mitre en la reunión de la SIP y le pude hablar le anuncié: "Necesito hablar con usted. ¿Lo puedo ver más tarde?". "Después", me dijo sonriente. Mi idea era hacerle una entrevista por el crimen de su hermano Luis, para Noticias.
Al día siguiente lo alcancé cuando estaba por ir al baño: "Bartolomé, ¿podemos hablar?". "¿Me deja ir al baño primero?", respondió sonriendo. Al salir, volví al ataque: "¿Podemos hablar media hora sobre el caso de su hermano?". Amable pero firme, durante diez minutos me respondió lo mismo: "No tenemos nada para decir, la causa sigue bajo secreto del sumario".
En otro momento de mi insistencia, Bartolomé contraatacó: "Mire, que cualquiera publique lo que quiera, yo respeto la libertad de expresión... que los sitios de internet sigan diciendo mentiras". Le repliqué que el nombre del prófugo, que la familia y la justicia se negaba a dar a conocer, lo revelamos en Noticias. "¿Eso era una mentira?". "No, pero se dicen muchas mentiras, que cada uno publique lo quiera". No hubo caso, Bartolomé no quiere hablar del crimen, pero
confía en que se esclarezca.


Contacto

contacto

Archivo