Rutas argentinas: más que Greenpeace falta un Roadpeace

En la Argentina mueren más de 20 personas por día en accidentes de tránsito, lo cual equivale en un mes a los argentinos caídos en la guerra de Las Malvinas. Si Clarín y La Nación, junto con el Gobierno, trabajaran en una campaña similar como la que están llevando contra las papeleras uruguayas, se podría disminuir la catástrofe: siete mil muertos por año quedan tirados en las rutas argentinas. ¿No hay un Greenpeace para dejar de patear cadáveres?

A propósito de Kirchner y las papeleras, excelente columna de James Neilson:

De haber elegido los finlandeses de Botnia y los españoles de ENCE invertir casi dos mil millones de dólares en Entre Ríos, Busti y Kirchner estarían entre los defensores más vehementes del proyecto y los más contrarios a quienes se animaran a criticarlo. Sucede que aquí, lo mismo que en otras partes del mundo, la sensibilidad ecológica de los políticos suele variar según los intereses económicos que están en juego. En Europa, los más se afirman horrorizados por los granos transgénicos -base de los famosos "alimentos Frankenstein"-, pero ni a Kirchner ni a Busti se les ocurriría jamás denunciarlos porque sin ellos el país, que los produce en grandes cantidades, no tardaría en precipitarse en la bancarrota. Por lo demás, si pensamos en la saga interminable del Riachuelo, entenderemos el estupor que sienten los uruguayos al ver a la Argentina metamorfoseada, como si fuera el increíble Hulk, en el país más verde de todos.


Contacto

contacto

Archivo