Adelanto y una de fugados.


Alguna vez conté en el Bloc que suelo atender a cualquiera, a costa de toparme con locos que visitan las redacciones a menudo. El martes, la secretaria de la dirección de la revista trataba de entender a alguien que le hablaba en un suspiro del otro lado del teléfono. Le hice el típico gesto de ¿quién es?: "Es alguien por el caso de Mitre". Y le pedí que me lo pasara. La nota de tapa comienza así:


En medio del sospechoso silencio que rodea al asesinato de Luis Emilio Mitre, uno de los dueños del diario La Nación, suena el teléfono: "Yo soy 'Ener' y quiero aclarar las estupideces que se andan diciendo sobre mí"."Ener" tiene nombre y apellido, pero así lo llama el entorno del asesinado, y así lo llamaba el propio Luis Mitre , quien fue encontrado muerto el lunes 2 de enero con una bolsa de residuos en la cabeza y las manos unidas por un cordón de zapatillas .NOTICIAS: ¿Qué estupideces?Ener: Primero, yo no soy ningún taxi boy. Además, no soy un pobre tipo como dice la hermana de Luis. Yo vivía muy bien hasta que pasó esto. Ahora no tengo trabajo. No quiero ir a declarar porque me van a meter preso y decir que soy culpable. Quiero denunciar todo esto.


Contacto

contacto

Archivo