Copla surera y miopía porteña

Una vez una cronista fue a cubrir una historia de sangre: un chico había acuchillado a la maestra en algún pueblo de la provincia de Buenos Aires. La rara teoría que trajo es que el muchacho escuchaba demasiado las canciones de Larralde.

Cuando no se quiere ver, no hay más que cerrar los ojos,pero no es bueno a mi antojoser ciego por voluntad,castiga más la verdaden rancho que usa cerrojo.

Si quiere ser hombre librecante por la libertad,la lucha por la verdadse ha hecho para los varones,ladearse de los maulonesalcanza para empezar.

José Larralde


Contacto

contacto

Archivo