Por qué los periodistas tendrían que tener un blog (primera parte)



Tutatis, un periodista lector de este bloc, se largó a montar blog propio cansado de esperar este post prometido hace un tiempo. Se incentivó sin necesidad de ser incentivado por estas líneas, pero servirán a otros. Sobre el debate si un blogger es un periodista y cosas por el estilo, se ha escrito con detalle, por ejemplo, en mangas verdes.


Tampoco se hablará sobre el blogboom (entre las tendencias influyentes en los medios de los Estados Unidos, los weblogs están en segundo lugar). Acá sólo se argumentará por qué un periodista debe tener su blog. Cuando digo periodista incluyo a los estudiantes de periodismo, a los que se quedaron sin trabajo y a quienes lo tienen, sin distinguir rango, ni especialidad. El blog debería ser la tarjeta personal de todos periodista de ahora en más. Por un puñado de razones. ¿Cuáles son las contras?
No las tiene. Todo es ganancia. Montar un blog es fácil, rápido y gratis. Basta con dedicarle una hora diaria, si se reprime la adicción.
Para el estudiante de periodismo, el blog es una herramienta fenomenal de aprendizaje. Se familiarizará con la búsqueda de contenidos, lectores de feeds, podcats y la mar en coche. Probará en base a ensayo y error cómo comunicar mejor. Escribirá más conciso y más claro. Desde el año que viene, no bastará con saber word y encomillar para buscar en Google.
Para el periodista desocupado o el que quiere cambiar de empresa, su blog será la carpeta de presentación. Allí tendrá sus artículos, mostrará sus dientes, será él en estado puro sin la "intermediación odiosa" del editor. Recuerden el ejemplo del periodista brasileño Noblat.
Para el periodista en actividad, su blog le ayudará a hacerse visible y abrirá un nuevo canal hacia él. ¿Saben cuánta información pueden acercarle lectores ocasionales de su blog? Es cierto que todo depende de las visitas. Pero se puede aprender rápido a promocionar el blog. Y además les harán nuevas ofertas de trabajo (me han hecho dos en dos meses)
Para el periodista ejecutivo o directores de medios, el blog una poderosa herramienta de marketing, puede convertirse en promoción de su producto editorial, receptoría directa de quejas u opiniones y demuestra su capacidad de adaptación. Cada día se suma algún director de diario a la blogosfera. Vean este ejemplo de ida y vuelta.
Sólo por estas ventajas (mayor capacidad de actualización, apertura de campos laborales y eficaz herramienta de promoción), un periodista debería tener su blog o varios un blog colectivo.
En todos los ámbitos, y aun en el periodismo, los cambios tecnológicos suelen ser resistidos por ignorancia o por presunta comodidad. Cuando irrumpieron las PCs algunos decían que eran más efectivos en la vieja máquina de escribir. O cuando llegaron las PDA, muchos insistían que es más cómoda la agenda de papel. Muy pronto, tal vez un blog sea el mejor curriculum.


Contacto

contacto

Archivo