Se viene un gran libro

"De nosotros siete, el primero en morir fue el Negro Sabino Navarro: durante una semana se batió con la policía a lo largo de doscientos kilómetros, entre Río IV y Calamuchita; murió desangrado en Aguas Negras, pero pasó casi un mes antes de que encontraran su cuerpo, en agosto del ’71. Treinta y tres años después de su muerte, de nosotros siete, solamente sobrevivo yo."
Así empieza "Montoneros: la buena historia", libro de José Amorín. "El Petiso" Amorín me llamó el jueves pasado para avisarme que sale su libro el próximo mes, que me lo había mandado a un viejo mail y que yo figuraba en los agradecimientos por haberle dado el empujón inicial. "¿Ah, sí?", contesté sin recordar que hubiese sido tan convincente para que un hombre que vivió diez vidas en una se decida a escribirla. "Sí, me dijiste 'ese libro es lo que le dejarás a tus nietos..', y eso fue decisivo". Amorín fue uno de los fundadores de Montoneros, pero también es médico sanitarista, escritor -con varios premios encima- y un amigo de mucha gente. Su vida política y profesional lo llevó de los enfrentamientos armados al exilio en una favela de Rio de Janeiro, de ser médico en el impenetrable chaqueño a funcionario del PAMI en tiempos de la Alianza. Lo conocí tras su paso por el PAMI, mientras investigaba para mi libro "El Coti". Sería a fines del 2002 cuando estuve en su casa monoambiente, donde me contó su proyecto eterno de escribir "la verdadera historia de Montoneros". Ese día fue cuando le dí el empujón inicial, según Amorín. Y en menos de tres años, el libro ya estará en la calle. Y hará ruido. Apuesto lo que no tengo.


Contacto

contacto

Archivo