Jugadores de fútbol: campeones del eufemismo y el lugar común

La continua presencia en los innumerables ciclos deportivos de radio, tevé y en los diarios obliga a los jugadores a repetirse hasta el hartazgo. Responden con "el cassette" a los periodistas que preguntan con el cassette. Qué límite para decir algo nuevo tiene un jugador cuando los cronistas le preguntan semana tras semana, por ejemplo, "Tito, ¿están para campeones?". Tal vez acorralados por eso, los futbolistas y los directores técnicos suelen imponer vocablos, bocadillos o metáforas que son dignas de aplaudir... si no fuera que a costa de repetirla cada domingo terminan por convertirlos en lugares comunes fastidiosos. Ahora, ante una derrota o a un pésimo desempeño, sacan el término "volumen de juego".
Cronista: ¿Por qué perdieron 7 a 1, Carlitos?
Jugador Carlos: Bueno, además de que este grupo es nuevo, nos faltó volumen de juego...

Para la palabra volumen, el diccionario de la Real Academia tiene dos entradas posibles:
1. m. Corpulencia o bulto de algo.2. m. Magnitud física que expresa la extensión de un cuerpo en tres dimensiones: largo, ancho y alto. Su unidad en el Sistema Internacional es el metro cúbico (m3).

¿Qué será "faltar volumen de juego"? ¿Un juego "sin corpulencia", chato? ¿O que no anduvieron a lo largo, a lo ancho y a lo alto del campo? Vaya uno a saber.


Contacto

contacto

Archivo